7/22/2009

La vida es juego

La vida es juego
Chicome Océlotl

Ella fue una niña que quiso ser grande, se olvidó de muñecas, se olvidó de jugar.
Ella fue una joven que quiso ser grande, se olvidó de reuniones, ya no quiso jugar.
Ella fue una adulta que quiso ser grande, se olvidó de familia por tanto trabajar y ya no tuvo tiempo de jugar.
Ella fue una anciana que quiso ser grande, se olvidó de amistades y ya no pudo jugar.
Ella fue un cadáver que quiso ser grande, se olvidó que en la vida todo es jugar.
Y así el olvido jugo con su vida, y así ya nadie la recuerda más, y así, degradada, hecha polvo y espectral, ahora solo añora una cosa, sólo quiere jugar.

8 comentarios:

Rosario Collico dijo...

Chicome qué reflexivo tu cuento. Ya mismo me voy a jugar.
Un beso

letra de tango dijo...

Coincido con Rosario a abrir la puerta para ir a jugar, pero urgente por favor.

Me gusto la reiteración que le da un algo poético a tu texto,

Besos

Malinata dijo...

¿Verdad que a veces nos ponemos muy adultas? Y no crean que lo escribí por necesidad, la ventaja de tener un crio pequeño es que no perdemos oportunidad de jugar a cada rato a boberas y destornillarnos de risa nada más porque si, y vieran qué fácil se olvida todo...
Gracias por sus comentarios y si, vamos a brincar al brincolín, aunque al otro día no podamos ni movernos del dolor de piernas, cosa que ya me ha pasado jijiji.

Saluditos y gracias. ;)

Malinata dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clara dijo...

Chicome, después de todo se trata de vivir con todo lo que esto significa, que no es poco.

Beso,
Clara.

biologuero dijo...

Nata:

Dos obsesiones atraviesan tu microrelato: la ansiedad de "ser" lo que aún no se es, y el olvido vehemente. Me parece ver mucha gente, hoy por hoy, que está centrada en uno de los peldaños de la escalera que dibujaste, y siempre me pregunto si se acordarán de la alegría y de la despreocupación. Y a continuación me digo si yo mismo no me estaré postergando por mis deseos.

Beso

Malinata dijo...

Mi querida Clara, creo que a veces se nos olvida que efectivamente, estamos aquí para vivir y nos metemos en otras cosas que se le parecen, comprar, tener, presumir, querer superar, pero vivir, vivir, lo que se dice vivir, muy pocos lo hemos conseguido, que no?

Mi estimado biologuero, antes que nada gracias por la lectura y espero que te animes a participar también en este espacio con algun texto porque adivino tus ideas claras y francas.
Por otro lado, creo que tienes razón, siempre nos preocupamos tanto por el ser, que el hacer se nos olvida y ese sale expontáneo así, como jugando, no crees?
Saludos y gracias por los comentarios.

mariarosa dijo...

Compañera, que clarito mensaje de luz. Las circunstancias, el apuro nos hace olvidar lo importante que es compartir desde un juego hasta un mate.

Muy bueno.

Saludos.

María Rosa